PINS PERSONALIZADOS IMPRESOS

Los pins personalizados impresos son uno de los producto más solicitados por las grandes empresas para sus campañas publicitarias. Tienen un gran uso como pins promocionales, puedes diseñarlos completamente a tu medida para que la imagen de tu empresa, marca o evento llegue a todas partes. Además su técnica de fabricación les permite incluir todo lujo de detalles y ser producidos rápidamente a un precio muy económico.

 

Gracias al avance de la tecnología, podemos gozar de una mejor calidad en casi cualquier producto que deseemos adquirir. Y por supuesto, los pins no son la excepción. Desde la aparición de los pins, su calidad ha mejorado significativamente, pero los pins personalizados impresos sobrepasan cualquier expectativa.

Con ellos mostrar tu marca, logo o diseño nunca había sido tan fácil. Puedes sacarle todo el provecho al uso de esos maravillosos artículos siempre que lo desees, ya que cuentan con la mejor calidad del mercado.

 

¿Qué son los pins personalizados impresos?

Los pins impresos son los clásicos broches de promoción que reparten empresas, negocios, organizaciones y cualquier otra campaña de publicidad para distribuir y promocionar una marca o una causa.

Son un diseño de gran calidad y atractivo porque plasma de manera fiel la imagen o logotipo de tu preferencia, ofrece una imagen limpia y ampliada para contemplar en todo el esplendor los detalles y los colores.

Los pins personalizados impresos tienen grandes ventajas por ejemplo, precios más económicos, un tiempo de elaboración más corto, un acabado preciso y profesional, la oportunidad de exhibir degradaciones de tonos, sombras, firmas o esos detalles más mínimos que con cualquier otro modelo no podrían realzarse.

Su método de elaboración es bastante básico consiste en imprimir la imagen en un papel especial que se va adherir a la placa metálica del pin y a fijar con distintos métodos como el calor o algún químico especializado, posteriormente se barniza con resina para que la superficie quede pulida, lisa y protegida de ralladuras.

Los pins personalizados impresos son una buena opción para grandes pedidos que no cuenten con un presupuesto muy grande.

A pesar de lo económico de su costo siguen siendo un producto de calidad y resistencia indiscutible, su capa protectora los mantiene intactos durante años y aún mejor con los colores exactamente iguales e intensos que el primer día.

Los pins personalizados impresos son pequeñas placas que permiten llevar encima un logo, diseño o dibujo que desee el cliente. Estos suelen contar con un broche para poder sujetarse de las superficies.

Es comúnmente usado en la ropa. Esto para hacer distinción del personal de alguna empresa o para adornar. La cantidad de usos que se le pueden dar es bastante amplia. Estos pueden marcar la diferencia.

Características de los pins personalizados impresos 

Esta es la opción ideal para poder llevar tus diseños al 100% con la mejor calidad del mercado. Eso se debe, a que hay una gran cantidad de posibilidades a las que no puedes llegar con un pin normal, pero si con un pins personalizado impreso.

Cuenta con ciertas peculiaridades que hacen que los pins salgan de lo común. Aquí podrás ver algunas de las características principales, que sin duda te convencerán de adquirir uno cuanto antes.

Mayor Detalle

A diferencia de los pins de esmalte, los colores que contienen no se separan por la pequeña pared metálica. Esto tiene como resultado que la cantidad de detalles se pueda expandir. Permite que el detalle sea mucho mayor al que generalmente vemos en estos diseños, aceptando a su vez una mejor calidad.

Lo mejor de todo, es que puedes colocar la cantidad de colores que desees en tu diseño, cosa que con otros tipos de pines se puede complicar mucho. Puedes tener incluso degradado de colores en él, algo que se consideraba imposible si no fuesen impresos.

Todo el proceso del diseño y los detalles se realiza de manera digital, por lo que hace que los resultados sean completamente exactos. Evita el margen de error y cumple con las expectativas del cliente.

El pin siempre se verá como el primer día gracias a la capa que lo protege. Esto provocará que los colores no se desgasten con el tiempo, y que puedas preservar tus pins personalizados impresos durante mucho tiempo.

Diseños más amplios 

Por la cantidad de detalles que puede llevar, es posible hacer diseños que anteriormente era
imposible plasmar en un pin. Esto le da oportunidad al cliente de hacer un diseño mas preciso de lo
que desea plasmar, obteniendo resultados espectaculares.

Sencillez 

Es una de las técnicas mas sencillas de utilizar. Básicamente consta de la impresión del diseño en
un papel especial y luego adherirlo a la placa del pin. Finalmente, el diseño hay que cubrirlo con
resina para que sea duradero y no se desgaste el papel.

Esta gota de resina también hace que la superficie del pin sea más suave, y es la que hace la magia.
La resina preserva la calidad del pin durante años, lo que puede hacer que disfrutes de sus colores vibrantes durante mucho más tiempo de que imaginas.

Poco tiempo de fabricación 

Es un proceso bastante rápido, así que es el ideal para las personas que necesitan un trabajo con
urgencia. Generalmente, cuenta con un menor tiempo de fabricación, gracias a la facilidad de su
proceso de elaboración. Esto se debe a la poca cantidad de pasos y la indiscutible calidad final del
diseño.

Este es el punto más fuerte de este tipo de pins, y lo que hace que tengan una característica diferenciadora de los otros pins conocidos. Debido a esto, este es uno de los pins más vendidos desde su aparición en el mercado.

¿Por qué crear pins personalizados impresos? 

Los pins actualmente tienen un gran valor, ya que pueden ayudar a que una marca nueva sea reconocida. Puede ser un factor fundamental en una campaña publicitaria y así hacer que las personas se familiaricen con la imagen de tu marca, empresa o negocio. Incluso, sirve para que una empresa ya con prestigio y renombre, llegue a una mayor cantidad de personas.

Un pin personalizado impreso también puede ser el regalo perfecto. Se puede fabricar para luego ser entregado como un recuerdo de algún evento especial. Por otro lado, un pin bien conservado en el tiempo puede ser un objeto de mucho valor para coleccionistas.

Poder plasmar una idea en un pin y poder llevarla siempre contigo, es una idea increíble. ¡Aprovecha
esta posibilidad y anímate a hacer un pin personalizado impreso!